Código de conducta para empleados

Escrito por Matt McKay | Traducido por Valeria D'Ambrosio
Contar con un código de conducta para empleados brinda información clara sobre las expectativas de la empresa en relación al personal.

Contar con un código de conducta para empleados brinda información clara sobre las expectativas de la empresa en relación al personal.

Un código de conducta para empleados protege a tu empresa e informa al personal acerca de lo que se espera de ellos. Incluso las empresas más pequeñas pueden (y deberían) desarrollar un código de conducta, idealmente, junto con un manual para empleados. No es necesario que estos documentos cuenten con diseños específicos ni contenidos complejos, pero los potenciales beneficios de los documentos más simples pesan más que el tiempo y el costo que conlleva elaborarlos.

¿Qué es un código de conducta?

Un código de conducta para empleados incluye expectativas y define comportamientos aceptables. La diferencia con un código de ética es que el de conducta contiene información pertinente a los individuos y a su comportamiento en el trabajo, pero puede contener información detallada del código de ética de la empresa. Muchas empresas solicitan a sus empleados que firmen el código de conducta, por lo que se convierte en un acuerdo legal entre el empleado y el empleador. De ser necesario, se guarda una copia en el legajo del empleado.

Objetivo

El objetivo del código de conducta es desarrollar y mantener un estándar de conducta aceptable para la empresa, sus proveedores, clientes y el resto de los empleados. Aunque es diferente según la empresa, el código de conducta incluye pautas de comportamiento que son consecuentes con las políticas de la empresa y reflejan el modo en que la compañía percibe su imagen. Además, sirve para recordar a los empleados qué se espera de ellos y de qué manera sus acciones, apariencias, conductas y comportamientos afectan a la empresa y su carrera.

Herramienta legal

Debido a que los códigos de conducta firmados por los empleados pueden ser considerados documentos legales, se pueden usar como una herramienta para tomar acciones legales o disciplinarias según las infracciones de los empleados. Se recomienda que un profesional calificado en recursos humanos o un abogado laboral revisen el documento antes de su implementación para garantizar que no viole las leyes laborales estatales o federales. Cuando este documento se implementa en conjunto con un manual o código de ética, no puede contradecir otra información impresa para evitar confusiones y malos entendidos.

Cláusulas generales

Los códigos de conducta difieren según la empresa, pero deben incluir cláusulas generales de adhesión a las políticas y éticas de la empresa en un esfuerzo para mantener la simpleza. Las cláusulas generales simplemente establecen que los empleados acuerdan respetar las normas de la empresa publicadas en cualquier lugar, idealmente en un manual para empleados (lo que debería incluir la fecha en la que se firmó el documento). En el manual, puedes incluir información más detallada como normas, regulaciones y políticas particulares.

Información que se debe incluir

Crea un código de conducta con el lenguaje más claro que sea posible. Entre los ejemplos se incluyen prohibiciones sobre actividades ilegales, como fumar, beber alcohol, hablar con lenguaje obsceno, discriminar y acosar. También puedes incluir expectativas acerca de la confidencialidad, procedimientos a seguir en caso de enfermedad, vestimenta y apariencia adecuadas y medidas a tomar en caso de emergencia. Confecciona una lista con los temas y declaraciones del código de conducta y redúcelos al mínimo hasta lograr una lista breve y entendible de los códigos más importantes. El resto se puede completar con declaraciones generales, pero sólo si la información está disponible y bien definida.

Créditos de las fotos