Carreras que combinan la ciencia y el arte

Escrito por Valerie Bolden-Barrett | Traducido por Barbara Obregon
Los arquitectos están entre aquellos que combinan con éxito la ciencia y el arte.

Los arquitectos están entre aquellos que combinan con éxito la ciencia y el arte.

Los artistas con intereses en la ciencia, y científicos con talento creativo, no tienen que desechar las carreras artísticas por las vocaciones científicas o renunciar a la ciencia por el arte. En su lugar, pueden optar por las carreras científicas artísticas como la arqueología o la terapia de arte. La tecnología actual ofrece aún más opciones de arte y ciencia a través de la arquitectura y la ilustración científica.

Arquitectura

Los arquitectos utilizan sus habilidades artísticas para diseñar estructuras estéticamente agradables. Ellos usan sus habilidades científicas para ver que las estructuras estén bien construidas, sean ambientalmente seguras y funcionales. Sus diseños pueden ser tan pequeños como entradas y viviendas unifamiliares, o tan grandes como hospitales, centros comerciales, campus universitarios y paisajes urbanos. Los arquitectos se reúnen con sus clientes para elaborar los planes de construcción y presupuestos. Ellos transforman sus ideas en planos y dibujos arquitectónicos utilizando diseños asistidos por el ordenador y de redacción, o tecnología CADD. Los arquitectos deben tener una licenciatura y una maestría, y aprobar un examen de licencia con la junta de registro arquitectónico de su estado. Los estudiantes pueden obtener un título universitario en un programa de cuatro años en cualquier disciplina o un programa arquitectónico de cinco años.

Arqueología

Las personas interesadas en la historia del arte y la ciencia pueden elegir la arqueología como una carrera. Los arqueólogos aprenden acerca de las culturas pasadas encontrando o identificando los artefactos descubiertos en sitios antiguos. Murales pintados, estatuas, joyas y cerámica son hallazgos comunes. Las universidades, museos y gobiernos dan trabajo a los arqueólogos con proyectos que financian la investigación y excavaciones. Los museos traen arqueólogos para establecer exposiciones históricas o dioramas. Los teatros de vez en cuando contratan a los arqueólogos para replicar paisajes históricos para producciones teatrales, mientras que las universidades y colegios los contratan como docentes. Los arqueólogos tienen título universitario, por lo general en antropología, que es el estudio anterior a la arqueología. Ellos necesitan un título de maestría de investigación y puestos de supervisión, y un doctorado para enseñar en el nivel universitario. Ellos obtienen experiencia de campo, o de excavación, a través de los programas universitarios, sociedades históricas y museos.

Ilustración científica

Los ilustradores científicos trabajan con los ingenieros de software e investigadores para crear representaciones visuales de las materias de ciencias y pantallas. Ilustran revistas y libros de texto, y desarrollan presentaciones para las solicitudes de subvenciones, programas de televisión y exposiciones públicas. Están entrenados en el arte, el diseño gráfico y la animación. A menudo comienzan sus carreras en ciencias como ingenieros, inmunólogos, investigadores o bioquímicos. Ningún camino académico especial es necesario para convertirse en un ilustrador de ciencia. Dado que los empleos a tiempo completo para ilustradores científicos son escasos, la mayoría tiene trabajo freelance o dirige sus propios negocios. Ellos trabajan con los organismos gubernamentales, institutos de investigación, universidades, hospitales y editores (Referencia 3, gráfico 14).

Terapia de arte

Los terapeutas de arte utilizan su formación en arte y asesoramiento para ayudar a sus clientes a obtener la auto-conciencia y las habilidades para el manejo de los desafíos cotidianos. Animan a los clientes a pintar, dibujar, ilustrar y crear otras formas de arte, y a discutir las emociones expresadas en su obra. Trabajan para las agencias de salud mental, hospitales generales, clínicas y escuelas. También trabajan en las agencias de servicios sociales, refugios y prisiones. Algunos terapeutas de arte tienen consultorios privados. La terapia de arte requiere un título de licenciatura, por lo general en el campo, y una maestría en arte y psicología. Para ser elegible como consejero, el terapeuta de arte tiene que completar una pasantía o práctica. Se convierte en certificado a través de la Junta de Credenciales de Terapia del Arte.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images