Capacitación para maestros sin experiencia

Escrito por Stacy Zeiger | Traducido por Aldana Avale

Según la National Commission on Teaching and America's Future, la enseñanza tiene una tasa de rotación de personal anual de facturación del 16.8 por ciento que es incluso más alta en los distritos urbanos. Una tasa de facturación anual significa que cada año hay muchos maestros sin experiencia que ingresan al aula. Entrenar a esos maestros y ofrecerles apoyo puede ayudar a disminuir la tasa de renuncia aumentando las posibilidades de éxito de estos nuevos maestros.

Enseñanza básica

A veces las cuestiones básicas de la enseñanza pueden causar el máximo estrés. Los maestros sin experiencia necesitan saber cómo planificar las clases, qué hacer cuando esa planificación no dura según lo planeado o cómo adaptarla cuando la lección cae. Cuando se ingresa a una nueva escuela o distrito, también deben recibir una visión general de las políticas y procedimientos de la escuela y el distrito. Conocer el papeleo correcto a presentar cuando se solicitan elementos, cómo planificar un viaje e incluso las cuestiones básicas de operar una fotocopiadora ayudarán al maestro sin experiencia a que su trabajo sea más fácil.

Manejo de la clase

Un maestro puede diseñar planes estelares de lecciones, pero si la clase está desorganizada y llena de estudiantes destructivos, esos planes nunca serán efectivos. Los maestros sin experiencia deberán recibir el entrenamiento para ayudarlos a construir sus habilidades de manejo de clase. Este entrenamiento no sólo se debe concentrar en la disciplina de los estudiantes, sino también ofrecer consejo sobre la creación de procedimientos y el diseño de un ambiente del aula para evitar problemas de conducta por parte de los estudiantes. Los maestros sin experiencia deben saber todo, desde cómo establecer reglas claras hasta las consideraciones a tomar cuando arman la clase o crean un mapa de asientos.

Plan de estudios

Gran parte del éxito de un maestro está ligado a qué tan bien cumplen los estándares los alumnos. El entrenamiento para los maestros sin experiencia deberá ofrecerles un entendimiento profundo sobre los estándares que se espera que enseñen. Además, los maestros deben recibir entrenamiento que los ayude a diseñar planes de lección y evaluaciones efectivas. Este entrenamiento debe estar concentrado al nivel del grado y el nivel del tema para asegurarse de que el maestro sea consciente de sus prácticas en cada tema que enseña y que también sepa cómo los estudiantes aprenden mejor.

Entrenamiento con tutor

El entrenamiento para maestros sin experiencia no siempre tiene que llevarse a cabo en una clase formal, un taller u otro establecimiento de desarrollo profesional. Gran parte del entrenamiento se puede llevar a cabo de informalmente a través de tutores. Este tipo de entrenamiento junta un maestro sin experiencia con un veterano. Éste observa de forma regular al maestro nuevo y le hace hincapié en cuestiones de preocupación y ofrece un apoyo y consejo regular. Un maestro nuevo puede pedirle al tutor ayuda o clarificación cuando aparece un problema.

Reflexión

A medida que los maestros nuevos comienzan a sentirse cómodos en el aula, entrenarlos a la reflexión puede ser una poderosa herramienta para ayudarlos a experimentar el éxito en la sala. Cuando los maestros reflexionan de forma regular sobre lo que está pasando en el aula, se vuelven más confiados de sí mismos. A través de la reflexión, los maestros pueden rápidamente identificar áreas de dificultad y reconocer y solicitar apoyo adicional para problemas antes de que se le vayan de las manos. Además, la reflexión puede ayudar a que los maestros sin experiencia a reconocer su crecimiento y éxito en la clase, mejorando su confianza en sus capacidades de enseñanza.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images