Beneficios fiscales para la renta de computadoras

Escrito por Leslie McClintock | Traducido por Verónica Sánchez Fang

Atrás han quedado los días en que podías duplicar la vida útil de tu equipo al lanzar otros 4 megabytes de memoria de acceso aleatorio (RAM) bajo el capó. Las solicitudes y los medios de comunicación son cada vez más sofisticados y plantean exigencias cada vez mayores en computadoras y redes. Muchas empresas que deben actualizarse con frecuencia optan por arrendar sus equipos de computadora en lugar de comprarla directamente. El tratamiento fiscal de los contratos de arrendamiento hace de éste un arreglo atractivo para algunas empresas.

Deducciñon vs. depreciación

Para entender las ventajas fiscales de arrendamiento, debes entender el concepto de depreciación. Normalmente, deduces los gastos de negocio a los ingresos en el año en que incurres en el gasto. Para ciertos tipos de bienes de capital, sin embargo, debes separar tu deducción durante varios años: un proceso llamado depreciación. Para el equipo de computadora, debes extender tus deducciones por depreciación en cinco años. A veces, esto es más largo que la vida útil del equipo.

Pagos de arrendamientos

Al arrendar equipos informáticos, o cualquier otro tipo de equipo, se puede deducir el costo total de tu pago de arrendamiento en el año en que lo haces. Para algunas empresas, esto puede resultar en un mayor flujo de efectivo en los primeros años del contrato de arrendamiento en que la empresa se ​​daría cuenta que había comprado el equipo por completo. Además, no están ligados a los equipos informáticos. Se puede actualizar con la frecuencia que sus necesidades lo exijan.

Protección de activos

Debido a que el equipo es un activo en los libros de la compañía de arrendamiento y no en el tuyo, ni el Servicio de Impuestos Internos ni cualquier otro acreedor puede embargar los equipos. Si tienes deudas pendientes de pago de impuestos, el IRS sólo puede embargar la propiedad que te pertenece, no la propiedad que pertenece a terceros, tales como la sociedad de arrendamiento. Esto hace más difícil recaudación, y los acreedores pueden ser más propensos a establecerse en términos favorables en lugar de perseguir una demanda para aprovechar el capital o los activos que no existen.

Consideraciones

Por lo general, un pago de arrendamiento requiere menos dinero por adelantado que una compra directa. Esto significa que las empresas con presupuestos limitados pueden mantener más dinero en sus presupuestos de funcionamiento mientras se ponen en marcha. Dependiendo de los términos del contrato, puedes tener la opción de comprar el equipo informático abiertamente a su valor justo de mercado.

Secciñon 179

La sección 179 del código fiscal de los Estados Unidos hace que sea más fácil amortizar ciertos tipos de inversiones de capital de forma acelerada. Esto significa que puedes ser capaz de deducir más en el primer año en compras directas de computadoras que de otra manera sería posible en el periodo normal de la amortización de cinco años para el equipo de cómputo. Para el 2011, las empresas que gastaron menos de US$2 millones en bienes de capital pudieron deducir hasta US$500.000 en el primer año. Esto puede significar que prefirieron comprar directamente en lugar de arrendar.

Créditos de las fotos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images