Beneficios fiscales de una corporación S vs. LLC

Escrito por William Pirraglia | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Los beneficios fiscales, siempre un tema agradable, son similares si tienes una LLC (compañía de responsabilidad limitada, por sus siglas en inglés) o has elegido un tratamiento de una corporación S para tu empresa. Si bien hay diferencias en las estructuras de las empresas, las sociedades de responsabilidad limitada y las corporaciones S gozan de beneficios tributarios casi idénticos, pagando tasas de impuestos personales generalmente más bajas en comparación con las tasas de los impuestos corporativos. Ambas estructuras de una compañía podrían ahorrarte cientos de dólares de impuestos cada año. Siempre busca el consejo de un experto en impuestos antes de elegir la estructura de tu empresa.

Diferencial de tasa imponible

Debes entender que las tasas de impuestos y las regulaciones en EE.UU. pueden cambiar con regularidad. En la mayoría de las situaciones, sin embargo, los niveles de tipos personales son a menudo menores, a veces mucho más bajos, que las tasas de impuestos corporativos. Por ejemplo, supón que tu LLC o corporación S tiene un ingreso neto de US$50.000 este año. Si las ganancias corporativas fueron gravadas con un 35 por ciento y tú fuiste gravado personalmente al 25 por ciento, ahorraste US$5.000 por poseer una LLC o corporación S.

Ahorros tributarios en las franquicias

Algunos estados imponen impuestos sobre las utilidades retenidas por las empresas. A menudo llamado impuestos de "franquicia", estos impuestos se aplican a la utilidad neta que la compañía mantiene después de las distribuciones del propietario. Las coporaciones S y las LLCs pueden distribuir la mayor parte o la totalidad de sus ingresos a sus propietarios, dejando poco beneficio a estos impuestos estatales. Algunos estados han tratado de paliar este "problema", al exigir un impuesto mínimo anual. Por ejemplo, a pesar de los beneficios, una LLC de California todavía tiene que pagar US$800 por año como un impuesto mínimo anual.

Opciones de impuestos de una LLC

Las LLCs de un solo dueño se gravan como empresas individuales, con los propietarios presentando un formulario de Anexo C a sus declaraciones de impuestos personales. Las LLCs con varios propietarios son gravadas como asociaciones. Los propietarios presentan un formulario de declaración de impuestos de asociación 1065, que muestra las asignaciones de ingresos sobre la base de los porcentajes de propiedad. También puedes elegir que tu LLC sea gravada como una corporación. Esto podría ser beneficioso cuando necesitas mantener la mayor parte de tus ganancias en efectivo en la empresa por motivos de negocios.

Opciones de impuestos de una corporación S

Las corporaciones S ofrecen los beneficios fiscales inherentes a las tasas personales frente a las tasas de impuesto a las ganancias corporativas. Sin embargo, si tu empresa tiene una renta imponible de US$75.000 o menor, la tasa del impuesto de sociedades es a menudo menor que la tasa personal que se aplica a muchos propietarios. Por lo tanto, es posible que a veces recibas más beneficios si eliges una corporación C (estructura corporativa clásica) en lugar de una corporación S.

Impuestos por cuenta propia

El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) considera a los miembros autónomos de una LLC como propietarios de negocios. Por lo tanto, ningún impuesto sobre el empleo típico (retención de impuestos federales y estatales, Seguro Social o Medicare) son retenidos o pagados por la empresa. Por lo tanto, los propietarios de una LLC son responsables de los impuestos por cuenta propia a fin de año. Los propietarios que trabajan en la empresa tienen que pagar estos impuestos. Los propietarios que son sólo los inversores no pueden ser obligados a pagar estos impuestos.

Impuestos de empleo de una corporación S

A los accionistas que trabajan para una corporación S se les paga una compensación justa, al igual que todos los demás empleados. Por lo tanto, los impuestos laborales estándar se aplican a los propietarios y accionistas de las corporación S. Los propietarios de la corporación S que son sólo inversores se les grava personalmente sobre su participación en el beneficio neto. Los propietarios que trabajan en la corporación S pueden dársele sus ingresos netos de beneficio como compensación adicional, con los impuestos sobre la nómina adicionales debidos o como distribuciones en efectivo, que se añadirán a sus ingresos personales.

Créditos de las fotos

  • Jeffrey Hamilton/Digital Vision/Getty Images