Asalariado exento versus asalariado no exento

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Mariano Abrach

Aunque varios criterios separan a los trabajadores asalariados exentos de los no exentos, la diferencia clave entre el estado del asalariado exento y el del no exento es el pago de horas extras. Los empleados exentos no reciben pago por horas extras; los empleados no exentos sí. El criterio de clasificación para trabajadores exentos y no exentos es parte de la Fair Labor Standards Act, o FLSA, que es la ley federal que regula el salario mínimo, el pago de horas extras y las horas de trabajo.

Salario básico

El salario básico significa que el empleado recibe una tasa fija de pago por una tasa fija de horas de trabajo por semana. Por ejemplo, los empleadores que proporcionan una oferta de trabajo por escrito puede decir algo similar a: "Te extendemos una oferta para unirte a nuestra firma de abogados como asistente legal. La posición de asistente legal es de tiempo completo y paga $59.000 por año". Cuando un empleado recibe el pago de un salario básico, esto significa que no recibe un pago de acuerdo a la cantidad de horas que trabaja sino a la cantidad de horas que espera el empleador. El empleador indica la cantidad de horas por escrito o basado en un acuerdo con el empleado.

Reglas de salario de la FLSA

Las regulaciones de la FLSA concernientes al salario básico de los empleados requiere al menos un mínimo de $455 a la semana para considerarlo un empleado asalariado. Algunos estados tienen un mínimo de salario semanal más alto para empleados asalariados; Connecticut es uno de esos estados donde el mínimo para trabajadores asalariados es $475, en lugar del límite federal de $455.

Empleados asalariados exentos

Los empleados clasificados como asalariados y exentos reciben el salario semanal mínimo de los trabajadores asalariados, además de estar exentos de las regulaciones de la FLSA sobre el pago de horas extras basado en sus deberes y responsabilidades laborales. Los empleados que trabajan en una capacidad administrativa, ejecutiva o profesional en general están exentos de las reglas de horas extras porque el trabajo implica deberes relativos a la gestión de la empresa. Algunos miembros externos del personal de ventas y empleados en ocupaciones relacionadas con la informática también están exentos. El criterio para las clasificaciones de exento varía; sin embargo, un elemento común en los criterios de estado exento es que los empleados deben usar juicio independiente al realizar la mayoría de sus deberes laborales. Los trabajadores exentos no reciben pago de horas extras, pero la empresa espera que trabajen tantas horas como sea necesario para cumplir sus deberes laborales, incluso si tienen que trabajar más de 40 horas durante la semana laboral.

Empleados asalariados no exentos

Los empleados asalariados no exentos reciben una tasa salarial por una cantidad de horas fijas. Sin embargo, cuando exceden el número fijado de horas y trabajan más de 40 horas semanales en una semana, ellos reciben compensación por horas extras. La base del cálculo de compensación de las horas extras es la tasa por hora equivalente que gana el empleado. Por ejemplo, un asistente legal que gana $59.000 al año gana el equivalente a $28,36 por hora, basado en una semana laboral de 40 horas. Para una semana laboral de 37 horas y media, el empelado de $59.000 al año gana el equivalente a $30,25 por hora. La tasa de horas extras para los empleados asalariados no exentos es la misma que la de los empleados por hora no exentos: una vez y media la tasa por hora. Por lo tanto, el asistente legal de 40 horas por semana. El asistente legal con una semana laboral de 40 horas puede ganar $42,54 por cada hora que exceda las 40 horas por semana. El asistente legal con 37 horas y media por semana ganan $30,25 por las dos horas y medias para llegar a las 40 en la semana, y luego $45,37 por cada hora que supera la semana laboral de 40.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images