Actividades para realizar en equipo en el lugar de trabajo en el Día de San Valentin

Escrito por Jagg Xaxx | Traducido por Sara Serna

El día de San Valentin es una buena excusa para mejorar la cooperación y la moral de los empleados en tu lugar de trabajo. Un festejo de San Valentin puede ser simple, con unas pocas decoraciones de papel, o elaborado como una fiesta especial, intercambiando regalos y actividades en la oficina para todo el mundo.

Decoraciones

Involucra a la oficina entera decorando tu lugar de trabajo para el día festivo. Distintas personas pueden traer al lugar de trabajo diferentes materiales como papeles de colores y revistas viejas, y todo el mundo puede cooperar durante los descansos para almorzar, para crear decoraciones interesantes hechas a mano para colgar en las paredes. Las revistas de mujeres son una buena materia prima para estas actividades porque estos temas son románticos y tienen un gran numero de fotos de personas bonitas sonriendo. Si trabajas en una oficina con cubículos, fomenta que los empleados los decoren de acuerdo a su propio gusto.

Valentines Secretos

Cambia la tradición del Amigo Invisible en Navidad para que lo puedas usar en el Día de San Valentin. Todas las personas en el lugar de trabajo deben tomar un nombre de un sombrero unas semanas antes del día de San Valentin y pasar las próximas semanas dando a las personas notas o pequeños regalos. El Día de San Valentin realizar una fiesta al final de la jornada laboral, en donde todo el mundo podrá revelar sus identidades secretas.

Concurso de Muffins

Divide la oficina en tres o cuatro equipos y asigna a cada equipo un tipo de muffin para cocinar. Esto puede ser hecho en la casa de alguien o en la oficina si hay facilidades para cocinar. Puede desafíante cocinar juntos y los equipos que tengan éxito en esto, descubrirán que su próximo trabajo de oficina será mas fácil en comparación. No importa quien gane el concurso, porque todo el mundo disfrutara los resultados del esfuerzo de cada equipo.

Flores

Pide a todos que traigan algunas flores para el Día de San Valentin y paen unas horas durante los descanso o almuerzo arreglando los ramos de flores. El personal puede hacerlo como competencia o de manera cooperativa. Los arreglos y ramos terminados pueden ser distribuidos en las mesas y mostradores a través de la oficina para que todo el mundo los disfrute.

Bailando

Advierte oportunamente a todo personal que deberán bailar en el Día de San Valentin para que se puedan ponerse al día con sus pasos de baile. Coloca las mesas a un lado en la hora del almuerzo, pon un poco de jazz latino y anima la oficina por unos minutos dejando que todo mundo baile. Ésto permitirá que los empleados se conozcan mejor unos a otros, en una situación que no ocurre a menudo en la oficina.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Valueline/Getty Images